Reseña de la mecanografía

Se denomina mecanografía a la técnica utilizada para desarrollar la escritura con una máquina de escribir o computadora.

Durante el siglo XIX hubo varias propuestas para construir máquinas de escribir pero no llegaron a ser comercializadas. Los modelos presentados eran complejos o trabajaban a una velocidad más lenta que la escritura manual.

La primera máquina de escribir que se conoció a nivel comercial fue la creada por Christopher Sholes, Samuel Soule y Carlos Glidden en el año 1868. La empresa que la sacó al mercado fue Remington and Sons.

La aparición de la máquina de escribir en la sociedad produjo una transformación en el modo de trabajo en las oficinas. Antes de su creación, los documentos se realizaban de modo manual. La incorporación de la máquina de escribir en el mercado laboral permitió agilizar los tiempos de elaboración de informes y a su vez abrió el campo de trabajo para las mujeres, incorporándolas a las oficinas como dactilógrafas.

Consejos útiles para aprender mecanografía

El nacimiento de la técnica de mecanografía está relacionado con el la aparición de la máquina de escribir en el mercado laboral. Los avances de la tecnología a lo largo del siglo XX han ido perfeccionando la calidad de las máquinas, hasta llegar a la invención del procesador de textos, que en gran parte del mundo ya ha suplantado el uso de las máquinas de escribir. Sin embargo, la distribución del teclado en las diversas propuestas tecnológicas no ha sufrido grandes variaciones. Por lo tanto, los consejos para poder desarrollar este tipo de técnica son útiles para ambos casos.

Una recomendación muy importante a tener en cuenta a la hora de escribir, es la posición corporal que se tiene, para evitar una mala postura y escribir con precisión y velocidad.

Una postura que puede servir es: sentarse en una silla de manera cómoda, para que los músculos queden relajados, y apoyar el tronco del cuerpo en la parte inferior de la misma. Colocar los pies firmes sobre el piso e inclinarse un poco hacia adelante con la cabeza y los hombros.

Respecto al teclado hay distintas maneras de ubicar las manos. Una técnica que se usa es dividir el teclado en dos partes. En una de ellas están ubicadas las teclas que se van a manejar con la mano izquierda y la otra parte del teclado con la mano derecha.


Para ambas manos se propone que los dedos se ubiquen desde el centro del teclado hacia afuera en el orden de: dedo índice, medio, anular y meñique. El dedo pulgar se usa para presionar la barra espaciadora.

La mecanografía como una fuente de trabajo femenino

A principios del siglo XX, la revolución Industrial llevó a que se elevara la producción y en consecuencia creciera la oferta laboral. En Estados Unidos y Europa, esta transformación permitió que las mujeres, antes relegadas al trabajo doméstico, fabril y agricultor, ingresaran de forma paulatina a otro tipo de trabajos. Esta fue una oportunidad para desarrollarse y salir de sus hogares.

La economía industrial y la producción a gran escala permitieron que las mujeres de clase media y media alta, tuvieran un mayor acceso a la educación secundaria y en algunos casos, universitaria. Con esta preparación pudieron obtener puestos laborales en actividades relacionadas a la gestión de empresas, las ventas y las oficinas.

La formación en mecanografía que adquirían las jóvenes de la época les permitió ganarse un lugar como empleadas administrativas.
Durante la década de 1920, el trabajo en el ámbito de las oficinas fue uno de los sectores de mayor crecimiento en relación al trabajo femenino, en comparación con otras áreas laborales.

Si bien la inserción de las mujeres en el ámbito laboral durante el siglo XX tuvo avances y retrocesos, la mecanografía fue una herramienta positiva para la formación y desenvolvimiento de las mujeres en el ámbito laboral y les ayudó a ganar independencia económica.

Page 1 of 212»